Reiki con Ana

Para poder recibir las sesiones de Reiki  que  yo  imparto,  tendrás  que  acudir al 

                        un hermoso lugar situado a tan sólo un kilómetro y medio de Vélez Málaga hacia el interior. 

Allí te atenderé en una confortable habitación acondicionada como consulta. Primero hablaremos de lo que te pasa. Quiero saber de ti. Y después te tumbarás en mi camilla mágica donde te pediré que cierres los ojos y te olvides de todo durante una hora. Apreciarás un aroma agradable, como a hierba seca que se quema pero con una suave fragancia: es el incienso. La música es un factor importante en el estado de ánimo, así que pondré para ti una melodía que te aporte serenidad y te ayude a relajarte.  Entonces dará comienzo la terapia de Reiki, depositando suavemente las palmas de mis manos sobre los puntos energéticos más importantes que contiene tu cuerpo.

Permaneceremos en silencio durante todo el tiempo que dure la sesión. Tú no tienes que hacer absolutamente nada: tan sólo dejarte llevar por la sensación de Paz y relajación profundas que vas a sentir. Es posible que te duermas, o puede que no. No te preocupes. Cualquier cosa que sientas estará bien.

Si le permites al Reiki que actúe en ti, si te permites fluir con él, notarás desde la primera sesión sus beneficios. Después, al terminar, procederemos a integrar esa maravillosa energía que ha estado fluyendo, y para concluir y si te apetece, tomaremos un té.

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now